fbpx

¿Cómo podemos aliviar la conjuntivitis alérgica?

Categories Empreses

Se estima que las enfermedades alérgicas por pólenes afectan en nuestro país a más de 8 millones de personas que suelen experimentar un incremento de los síntomas de lo que llamamos conjuntivitis alérgica o alergia ocular en primavera. Entre ellos podemos encontrar enrojecimiento de ojos, hinchazón, picor, lagrimeo, visión borrosa o fotosensibilidad.

En el caso de la Comunidad Valenciana, según los datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), se prevé que los alérgicos se enfrenten a una primavera con niveles leves de polen que oscilarán entre 1.000 y 1.500 granos por metro cúbico, en las tres provincias que conforman la comunidad. Un año más los pólenes más frecuentes en esta comunidad son los de abedul y gramíneas.

En un año en el que el uso generalizado de la mascarilla contribuirá a disminuir síntomas de asma o rinitis, debemos seguir una serie de precauciones para cuidar nuestra vista, puesto que la conjuntivitis alérgica continuará estando presente.  Desde Clínica Baviera se detalla una serie de recomendaciones para reducir y aliviar la alergia ocular y mejorar la calidad de vida de los afectados por esta dolencia:

Consejos para mitigar los síntomas:

  1. Evitar el contacto con el alérgeno. Para poder evitar el contacto primero debemos identificar el tipo de alergia se tiene para afrontarla con precisión y de forma efectiva. Lo fundamental es acudir al especialista (alergólogo/ oftalmólogo) para determinar el alérgeno y con ello el tratamiento adecuado.
  • Utilizar gafas de sol: Las gafas de sol son el mecanismo más fácil para evitar que el polen entre en los ojos y de forma paralela disminuya el paso de la luz, en aquellos casos en los que se padece fotofobia. Este año, a causa del uso de mascarillas, su utilización es algo más incómoda por el vaho que se forma; para evitarlo, se recomienda ajustar perfectamente la mascarilla a nariz y barbilla, y mantener una limpieza constante de los cristales.
  • Mantener los ojos hidratados: es conveniente hidratar los ojos con lágrimas artificiales y, también, lavarlos por fuera con suero fisiológico.  Una correcta higiene ocular ayuda a mantener el ojo limpio de alérgenos, alivia la irritación y la sequedad ocular. Se deben evitar las infusiones de manzanilla para los lavados oculares ya que pueden contener pólenes a los que se es alérgico.
  • Lavados de manos frecuentes y no frotar los ojos. La situación actual ha hecho que nos familiaricemos con el lavado frecuente de manos, una costumbre que debemos mantener también para evitar esos picores y enrojecimiento de los ojos. De forma complementaria, es conveniente tomar una ducha a última hora del día para eliminar eficazmente los restos de polen después de haber estado todo el día expuesto.
  • Evitar las actividades al aire libre, principalmente durante las horas de mayor concentración de polen como son a primera hora de la mañana y a última de la tarde. Además es importante tener especial cuidado los días con mayores rachas de viento, puesto que los síntomas se incrementan, disminuyendo aquellos en los días que llueve.
  • Cerrar las ventanas y utilizar aires acondicionados con filtro: Mediante la instalación de filtros en los aires acondicionados, tanto del coche como de las propias casas, evitaremos que entre el polen, logrando un espacio seguro y agradable para las personas que sufren estos síntomas.

error: