fbpx

20 años de la declaración de Mariola como Parque Natural

Hace 20 años la Generalitat Valenciana oficializaba la declaración de la sierra de Mariola como parque natural, concretamente fue en enero del 2002, cuando se finalizaba un proceso que había durante nueve años. De este modo, este espacio natural se unía a los Parques 12 ya existentes en la Comunitat Valenciana, siendo el primero que afectaba geográficamente al Valle de Albaida a través del término municipal de Bocairent.

Unos espacios naturales que se han visto incrementados con el paso de los años. En la actualidad ya son 22 los parques que configuran la geografía valenciana entre montes, albuferas o ríos, entre otros.

Con la declaración de la sierra como parque natural se garantizaba la conservación y mejora de un espacio emblemático en la Comunitat Valenciana, que el primer paso fue la aprobación del Plan de Ordenanza de los Recursos Naturales (PORN) en abril de ese mismo año. Sin embargo, fue en septiembre de 1992 cuando la Comisión de Medio Ambiente de Les Corts instaba a la Conselleria la elaboración de un plan de protección que llegaría años más tarde.

16.000 hectáreas protegidas

Éste contemplaba la protección de 16.000 hectáreas, de las cuales 12.000 obtuvieron la máxima conservación, situándose en territorios pertenecientes a los municipios de Muro de Alcoy, Cocentaina, Alcoy, Agres, Alfafara, Bocairent y Banyeres. En este sentido, se fomentaba la regeneración y restauración de áreas y zonas degradadas, además de promover la gestión de los recursos de la sierra en el marco de una estrategia de desarrollo sostenible.

Al mismo tiempo, se procedía a proteger el patrimonio cultural del nuevo parque, prestando especial atención a los elementos arqueológicos, arquitectónicos y etnológicos. En el texto del Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), aparecía la Cueva la Sarsa, la Mola d'Agres, y patrimonio etnológico como las cuevas, o los castillos de Cocentaina i Agres. En cuanto a la riqueza natural del paraje, se registraron y catalogaron más de 1.200 especies de flora. Un parque natural que en la actualidad es un polo de atracción para las vecinas y los vecinos de las comarcas limítrofes.