fbpx

Aielo de Malferit presenta más de 500 alegaciones a Consejería contra la macro central de Cairent

Aielo de Malferit ha presentado más de 500 alegaciones en la Conselleria de Economía por el proyecto de la central solar fotovoltaica 'Montesa III' que tiene previsto implantarse en la zona de Carente. Un área de gran valor para la localidad, puesto que tal y como explican desde el municipio se trata del único lugar de encuentro con la naturaleza del término. En este sentido, denuncian que la macro planta devastará al 81% del terreno de Cairent.

A la gran cantidad de alegaciones individuales se ha sumado elAsociación para la Defensa del Territorio y Medio Ambiente de Aielo de Malferit —colectivo que nace de la plataforma 'Salvem Cairent'—, así como el mismo ayuntamiento del municipio, y entidades vecinales y sociales como la Asociación Vecinal de Aielo de Malferit y la Sociedad de Cazadores El Brúfol.

El proyecto tiene previsto instalar 86.190 paneles solares, con una potencia total de 49,99 MWp y una línea de alta tensión de 6.485,82 metros, buena parte colocados en la zona de Cairent allanando así la Serra Grossa, denuncian desde la Asociación por la Defensa del Territorio.

Lídia Esplugues, presidenta de esta asociación, manifestaba esta semana su agradecimiento por “la implicación de los ciudadanos y colectivos ante una cuestión tan importante que condicionaría el futuro del pueblo y cuyas consecuencias, para el medio ambiente, serían irreversibles”. Además, añadía que, tras la campaña de alegaciones, “sigue la línea de colaboración con el ayuntamiento de Aielo, en cuanto a la modificación del PGOU aprobada en pleno, con el objetivo de frenar éste o cualquier otro macro proyecto invasivo de placas que pueda destruir el medio ambiente en el término municipal”.

Las alegaciones se concentran en 12 apartados referidos a temas técnicos y urbanísticos. Éstas argumentan que se trata de una actuación a realizar sobre terrenos forestales que fueron afectados por incendios en 1993 y 1994, por lo que no pueden clasificarse o reclasificarse como suelo urbano o urbanizable hasta transcurridos 30 años.

Asimismo, se cita el principio de precaución de las autoridades ante la posibilidad de riesgo para la salud pública, tanto por las líneas de alta tensión como por los elementos químicos contaminantes de las placas y residuos que generan.

Desde 'Salvem Cairent' esperan que la Conselleria atienda lo más de medio millar de alegaciones y evite que, por “intereses económicos de grandes empresas”, se destruya esta zona de gran valor para la sociedad de Aielo, que ha sido utilizada cotidianamente desde tiempos ancestrales hasta ahora, “formando parte de la idiosincrasia, la tradición y las costumbres de sus habitantes”, explican.