fbpx

Andrea Puertas, la ontinyentina que trabaja en la principal fabricante de aviones del mundo

Andrea Puertas Belda es ingeniera aeroespacial. La ontinyentina está trabajando en Francia, en la principal compañía fabricante de aviones del mundo, Airbus. Puertas se siente muy satisfecha por estar trabajando en lo que le apasiona y, en su opinión, a pesar de ser un campo profesional con pocos referentes de mujeres, piensa que cada vez más chicas se decantan por carreras de ingenierías.

¿Dónde trabaja actualmente? ¿En qué consiste su trabajo?

“Actualmente trabaje en Toulouse, en la Francia, para Airbus, que es el principal fabricante de aviones del mundo. Concretamente, trabajo en el departamento de investigación de estructuras y materiales y mi tarea principal es evaluar y optimizar la estructura que rodea el motor del avión, siempre intentando reducir el peso sin comprometer la seguridad y, por tanto, las emisiones de dióxido de carbono que emiten los aviones”

¿Qué es lo que más le motiva?

"El hecho de aprender cada día cosas nuevas y sentir que lo que estás haciendo es útil para el futuro y para la sociedad es lo que más me ha motivado para seguir aprendiendo y trabajar dentro de este sector".

¿Cómo despertó su interés por esta profesión?

“La verdad que desde pequeña siempre me han gustado más las asignaturas como matemáticas que otras en las que debían memorizarse conceptos o lengua, ya medida que fui creciendo me di cuenta de que estaba dentro del ámbito del ingeniería donde quería seguir aprendiendo y formándome.
Además, siempre me han apasionado los aviones y el hecho de ser un sector tan exigente y lleno de retos hace que cada vez sienta más curiosidad por aprender”.

¿Ha tenido referentes de mujeres en su campo?

“Una mujer a la que admire es Teresa Busto, que es la vicepresidenta de Airbus y directora de la planta de fabricación de Airbus en España. Además, es la presidenta de la asociación 'Ellas vuelan alto', que busca fomentar la igualdad de género en el sector aeroespacial. De todas formas, creo que actualmente hay pocas mujeres referentes en el mundo de la ingeniería y se les debería dar más visibilidad para demostrar que si te lo propones, puedes llegar muy lejos”.

¿Se siente en un mundo de hombres o la ingeniería aeroespacial tiene cada vez más cabida para mujeres?

“Actualmente en mi equipo en el trabajo somos dos mujeres y dos hombres, pero sí es verdad que en la universidad estábamos solas unas 15/20 chicas de 120 personas en total, pero en ningún momento nos sentimos inferiores ni discriminadas. Además, creo que esto es algo que está evolucionando y cada vez hay más chicas que se decantan por carreras de ingeniería”.

En su opinión, ¿hay barreras (o autobarreras) para acceder a algunas profesiones por el hecho de ser mujeres?

“Más que para acceder a algunas profesiones pienso que existen barreras para ascender y crecer profesionalmente. Todavía hay trabajo por hacer para romper los techos de cristal y otras barreras que nos impiden desarrollar nuestros conocimientos”.

¿Le ha supuesto mucho renunciar a su vida en España para trabajar en Francia?

“Estoy muy contenta aquí en Francia, pero siempre se echa de menos tu tierra y tu entorno. Por eso, sé que mi estancia en Francia es temporal y que acabaré volviendo a España”.

Desde el punto de vista de género, ¿ves que existen diferencias entre España y Francia?

“La verdad es que no, diría que ambos países están a la par, y aunque queda mucho por recorrer, poco a poco estamos pegando grandes pasos hasta una sociedad más igualitaria”.

¿Se siente satisfecha de lo que ha conseguido?

"Claro que sí, todo esfuerzo tiene su recompensa, y ahora me siento muy satisfecha con las decisiones que he ido tomando a lo largo de mis estudios y vida laboral".

¿Dispone de mucho tiempo libre? ¿Cuáles son sus aficiones?

“Ahora sí, pero durante la etapa universitaria lo cierto es que no tenía demasiado. Ahora aprovecho el tiempo para hacer deporte y viajar, que son dos de mis pasiones”.

¿Cómo ha sido la experiencia de participar en el Día de la mujer y la niña en la ciencia, iniciativa del CLJO?

“He disfrutado mucho colaborando con el CLJO, puesto que me han permitido transmitir mi experiencia dentro del ámbito de la ciencia y la tecnología a niñas que tienen dudas sobre su futuro, y orientarlas y motivarlas para que sigan aprendiendo lo que realmente les gusta”.