fbpx

Así es Bazar 95: 17 viviendas de alquiler sostenibles en el centro histórico

“No es suficiente con urbanizar los barrios, también es necesario dotarlos de vida y revitalizarlos, y este edificio es una muestra de esa apuesta desde la colaboración público-privada”. Así lo apuntaba este lunes el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, en la que era la primera visita que se realizaba en el piso piloto de el edificio Bazar 95, cuya construcción está ejecutándose en la calle Maians con una inversión total de 2,25 millones de euros contando con una subvención de 525.000 euros del programa ARRUR de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Ontinyent y el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.

El edificio, construido por la empresa local Guerola SL para la promotora Edificio Bazar 95 SL, con Vicent Palop como arquitecto, contará con 17 viviendas de diferentes características (9 de 2 habitaciones, 4 de 1 habitación, 2 áticos y 2 lofts), todos de alquiler y con posibilidad de contar con garaje y trastero opcionales. Además tendrá la certificación internacional de sostenibilidad 'besugo', y apuesta por la eficiencia y el ahorro energético, así como por diversas características que permiten un mejor uso por parte de personas con diversidad funcional.

Desde la empresa constructora, Pepe Guerola ponía de relieve el carácter pionero del edificio, “un gran proyecto medioambientalmente sostenible, que dotará de más vida a la Calle Mayor y que sólo ha sido posible gracias a contar con el apoyo del Ayuntamiento de Ontinyent y Caixa Ontinyent”, manifestaba. La construcción cuenta ya con más de una treintena de personas interesadas que visitarán las próximas semanas el edificio, equipado con instalaciones de aerotermia, calentadores eléctricos, acabados de tarima con parquet, carpintería exterior de PVC, carpintería interior lacada en blanco, cristales climalit, alarmas de seguridad o estacionamiento propio específico también para en bicicletas, entre otras características.

El concejal de Territorio, Joan Sanchis, hacía valer el trabajo para promover la rehabilitación que viene haciendo el Ayuntamiento de Ontinyent desde 2013: “en el primer ARRU la subvención fue de 1 millón de euros, en este segundo aportaron otros 2, y en las 450 ayudas del programa municipal Ontinyent Rehabilita se han dado ayudas por 2,8 millones. A su conjunto, desde 2013, se han aportado más de 6 millones de euros en subvenciones para generar una actividad de regeneración y rehabilitación urbana de entre 16 y 18 millones de euros, un trabajo intenso y una firme apuesta por nuestro patrimonio en la que hemos sido pioneros en muchos aspectos”, remarcaba.