fbpx

Cámaras frigoríficas industriales, un valor al alza en el sector alimentario

Tanto en la Comunitat Valenciana como en el resto de España son numerosas las empresas dedicadas al sector alimentario, así como al hortofrutícola. Algunas consideran un elemento como un bien muy preciado. Efectivamente, nos referimos a las cámaras frigoríficas industriales.

¿A qué se debe la gran importancia que tienen estos espacios? Básicamente, esto es fruto de su eficiencia, las cualidades que atesoran y otros aspectos que detallaremos en próximas líneas, profundizando sobre todo en sus beneficios.

Antes de describirlos, conviene destacar que la obtención de cada beneficio que proporciona una buena cámara frigorífica pasa por depositar la confianza en expertos en la materia que se encargan de instalarla en la empresa en cuestión. Uno de los equipos más experimentados y recomendables es el de Tefrile, el cual lleva operando activamente desde el año 1993.

Uno de los sistemas de estos especialistas en ingeniería y aplicaciones del frío son las cámaras frigoríficas industriales cuyos aspectos positivos especificaremos a continuación.

¿Por qué las cámaras frigoríficas industriales son un bien cada vez más preciado por las empresas?

Los buenos resultados que obtienen toda clase de empresas dedicadas al sector alimentario venden dados en gran parte por disponer de estos espacios que tanta trascendencia adquieren. Haberse convertido en un conjunto tan importante viene dado por sus cualidades y beneficios

Cualidades y beneficios de las cámaras frigoríficas industriales

Lo primero que llama la atención de las cámaras frigoríficas industriales es lo versátil que llegan a ser. No importa qué tipo de producto perecedero pretenda ser conservado en perfecto estado, ya que en todos los casos se logra un muy buen resultado en este sentido. Algunos de los más habituales son las verduras y hortalizas, así como los productos congelados, requiriendo en este caso los espacios de temperatura negativa.

Siguiendo con la versatilidad, es destacable que las cámaras frigoríficas industriales pueden ser de dos tipos diferentes. Las fijas suelen dejarse ver mucho en las empresas de alimentación, aunque las modulares poco a poco también han ido adquiriendo gran relevancia dentro de este ámbito.

La versatilidad no es la única calidad que merece una mención especial. Otro aspecto que no puede pasarse por alto guarda relación con lo eficaz que es incluso en lugares en los que la atmósfera no invita precisamente a una conservación óptima de los alimentos, ejemplificándolo aquellos en los que hay uno elevado porcentaje de humedad o incluso agentes químicos.

Por otra parte, es reseñable la gran capacidad de estanqueidad de la que hacen gala las cámaras frigoríficas industriales. Este aspecto se suma al buen aislamiento de estos espacios.

Los resultados en ambos sentidos varían en función de las necesidades de cada tipo de empresa. Por ejemplo, aquellas que quieren perder menos energía cada vez que cargan y descargan los alimentos, no dudan en decantarse por instalar unas puertas frigoríficas con un sistema doble que es bastante más rápido que el convencional.

Sigamos hablando de la eficiencia para profundizar en un aspecto importante: aumentar al máximo el nivel exige que todas las instalaciones, así como los equipos, procedan a diseñarse en base a la aplicación ya las características específicas del producto alimenticio que será conservado.

Expertos como los de Tefrile tienen una dilatada trayectoria a sus espaldas, por lo que saben exactamente cómo deben diseñar cada cámara frigorífica industrial con el objetivo de que sea eficiente con todas las fuerzas. Gracias al diseño cien por cien personalizado y adaptado a unas necesidades muy concretas, se obtienen resultados tan buenos como los que proporciona un salto térmico idóneo.

Cada equipo se distribuye y dimensiona valorando aspectos de tanta trascendencia como la frecuencia con la que se produce el desescarche, así como el tiempo que requiere para llevarse a cabo. De esta forma el frío pasa a generarse con un alto nivel de eficiencia.

Aquí no terminan las cualidades y cuyos beneficios hacen gala las cámaras frigoríficas industriales como las que instalan los profesionales de Tefrile. Al listado hay que sumar lo seguro que están a la hora de utilizarlas, así como la fiabilidad de la que presumen. Así lo demuestra la gran cantidad de años que permanecen funcionando a la perfección.

Por otra parte, gracias a la avanzada que es la tecnología de expertos como los de Tefrile, el mantenimiento de las cámaras frigoríficas industriales es bastante más reducido en comparación con lo que debían proporcionarse antaño a estos elementos. Además, estamos frente a unos espacios que respetan el ecosistema reduciendo los efectos nocivos de los gases que provocan el efecto invernadero.

Teniendo en cuenta todo lo comentado, especialmente el bien que se conservan multitud de productos perecederos, no es de extrañar que las cámaras frigoríficas industriales cada vez cuenten con una mayor presencia en las empresas valencianas que se dedican al sector de la alimentación .