fbpx

'Chimo', la marcha que igual suena en el Corpus de Holanda y en la Semana Santa de Elche

Es la marcha mora por excelencia. El himno de la fiesta de Moros i Cristians de Ontinyent, oficiosamente desde hace décadas y oficialmente desde 2015. Es la pieza que cierra los conciertos de música festera y un sinfín de actos festivos en el calendario de la ciudad. La que tiene un acto específico con el que concluye el Entreno de Bandas. Es la obra más grabada, más repetida en su género. Y, sin embargo, no deja de sorprender. Lo ha vuelto a realizar esta Semana Santa. Con un vídeo que se ha viralizado por las redes sociales (sobre todo ha sido difundido a través de Whatsapp). La pieza que compuso el Maestro Ferrero en 1964 ha sido, ahora, reinventada como marcha en una procesión de Elche en la pasada Semana Santa. Al son de cornetas y tambores, acompañando el desfile de una cofradía.

Corpus en Holanda

No es la primera vez que nos sorprende una interpretación de 'Chimo' fuera de su contexto habitual. La misma viralización se produjo en 2018 cuando se conoció, y se difundió, que la marcha acompañaba el paso de una procesión de Corpus Cristi en la ciudad holandesa de Maastrich. En esa ocasión, interpretada por una amplia banda, perfectamente engalanada.

'Chimo' se ha convertido en una pieza recurrente con múltiples aplicaciones. Lo sucedido esta Semana Santa en Elche, como antes en Maastrich, se debe a que se ha convertido en una pieza muy conocida. Daniel Ferrero, hijo del autor de la marcha José María Ferrero, reconoce que cuando llegan estas noticias de su interpretación confluyen dos reacciones, "la primera es de agradecimiento porque se interpreta"; sin embargo, al mismo tiempo se apunta como reflexión que "no es el lugar adecuado".

Las interpretaciones de 'Chimo' son libres, aunque no si para ello se precisa una plantilla de instrumentos distintos, "en este caso, si se necesitan arreglos, se debe solicitar un permiso". Licencia que se ha concedido, por ejemplo, para una versión de 'Chimo' con música 'maquinera' y otras versiones diversas.

En todo el mundo

La difusión de la marcha compuesta en honor al festero kábila Joaquín Sanz en agosto de 1964, tuvo en 2014 un momento álgido, ya que con motivo de la celebración de su 50 aniversario se llevó a cabo una promoción de la obra que logró en todas las localidades que celebraban, de una u otra manera , la fiesta moro cristiana; a las sociedades musicales integradas en la federación valenciana de bandas ya los socios de la asociación de músicos y compositores de ese género genuino. A consecuencia de aquella iniciativa se logró que la marcha se interpretara en cerca de un centenar de eventos en España.

Y también en el extranjero. Así por ejemplo, tal y como acreditó para la Sociedad de Festeros Juan Antonio Alcaraz, sonó en Viana do Castelo, en el norte turístico de Portugal. También en Itabaiana, en Brasil. En Aldea Esto de Bran y Puerto San José, en Guatemala. En Zacatecas, Metepec, Puebla y Toluca, en México. O en Lima, el Perú. Fue el 'Chimo' más internacional.