fbpx

Compromís per Ontinyent condicionará el sentido de su voto en el presupuesto municipal a la realización y el cumplimiento de todos los proyectos pendientes de Ontinyent Participa de años anteriores. Así lo han expuesto el concejal Nico Calabuig y la concejala Paloma Alberola este miércoles en una rueda de prensa en la que han incidido en la urgencia de adoptar una gestión económica responsable de los recursos, que escuche las demandas de la ciudadanía a la hora de priorizar las actuaciones a realizar en el presupuesto.

En palabras del concejal y portavoz, Nico Calabuig, “desde Compromís per Ontinyent tenemos muy claro que lo que expresa la ciudadanía debe cumplirse y hacerse realidad de forma prioritaria. Por eso condicionaremos nuestro voto al presupuesto municipal para 2022 del Ayuntamiento de Ontinyent al cumplimiento y la realización de todos los proyectos y obras pendientes de Ontinyent Participa, así como aquellos de los que se votó la redacción del proyecto. En todos los casos, queda muy clara la voluntad de la ciudadanía”.

Los proyectos pendientes en cuestión serían un espacio definitivo para grandes conciertos y festivales, una cubierta nueva para su mercado municipal y la mejora del acceso de peatones de la Estación al Cementerio. Asimismo, Compromís per Ontinyent afirma que también está pendiente de que empiecen las obras para una mejora de los Jardines de la Glorieta y la reurbanización de la calle Sant Antoni, “que parece ser la única intervención que en estos momentos se ha sacado a licitación”, ha apuntado Calabuig.

Por su parte, la concejala y portavoz adjunta, Paloma Alberola, ha señalado que el presupuesto “es el aspecto más importante que debatimos y votamos, puesto que marca el desarrollo de las políticas e inversiones de nuestra ciudad para todo un año […] Es necesario definir un orden de prioridades claro en materia de inversiones y actuaciones, ya estas alturas no lo vemos”.

Alberola ha expuesto que “la muestra más evidente de esa ausencia en el orden de prioridades son los constantes cambios que sufre el presupuesto actual. No podemos convertir las reiteradas modificaciones de crédito en el comodín para cambiar al gusto del gobierno municipal el conjunto de inversiones y políticas que entre todas y todos acordamos y aprobamos hace cerca de un año”.