fbpx

Crece la cantera del CF Clariano

En la asamblea del pasado junio, los socios del Ontinyent 1931 CF aprobaron la propuesta de abrir el club a cuántas escuelas de fútbol quisieron sumarse a su estructura. Tan sólo un club respondió afirmativamente: el CF Clariano. Cuatro meses después, después de firmarse un convenio entre ambas entidades, el club que surgió hace apenas cuatro años con un equipo infantil y 15 jugadores ya presenta una estructura de tres conjuntos en distintas categorías correlativas, una bolsa creciente que ya suma los 65 jugadores. “Tenemos una gran demanda de jugadores que quieren formar parte de la estructura deportiva del Ontinyent en sus categorías de cantera”, expone Rafa Serrano, uno de sus responsables.

Metodología

Los alicientes que ha empezado a exhibir el CF Clariano como escuela integrada en la estructura del Ontinyent 1931 CF saltan a la vista: el estadio municipal, el canal abierto para ascender de equipo dentro de la estructura y la metodología del Ontinyent. ¿En qué consiste este método? El presidente del Ontinyent 1931 CF, Miguel Ángel Mullor, expone algunas líneas básicas: “Todos los entrenadores están coordinados. El plan de entrenamientos se supervisa previamente. Se marcan todos los detalles de cada sesión de preparación. Todos los equipos juegan igual. De esta forma, se establecen unos automatismos, unas jugadas de estrategia, ensayadas, que se repiten en todos los equipos, con independencia de la categoría. De esta forma se consigue que los jugadores, cuando pasan de un equipo a otro, se integran de inmediato, porque todos los equipos deben jugar igual”. Los jugadores que pueden disputar minutos con el primer equipo, en la jornada siguiente, pueden ayudar al filial. Y también en sentido opuesto. “Entre el Ontinyent y el Clariano ya sumamos seis campeonatos y seis ascensos en apenas dos años”, argumenta Miguel Ángel Mullor.