fbpx

El colector de Benarrai pasa su primera prueba de lluvias

El nuevo colector de aguas de la zona de Benarrai ha pasado ya la primera prueba. No han sido lluvias torrenciales, pero sí una cantidad significativa de agua. Según explica el concejal de Territori, Joan Sanchis, "el colector de Benarrai está terminado". El objetivo de toda la instalación hidráulica que se ha construido es permitir que se recoja el agua que proviene de la sierra, en momentos de lluvias torrenciales, en una zona inundable, donde quedará embalsada hasta que, poco a poco, vaya derivándose al desagüe de la Barbacana para su absorción.

Aunque estas semanas en Ontinyent no ha habido una acumulación de precipitación torrencial, sí ha llovido en abundancia y "los técnicos han corroborado que funciona correctamente y que hará lo propio cuando llueva grandes cantidades en poco tiempo", detalla el edil. Precisamente el período de precipitaciones que se ha vivido recientemente ha hecho que las obras en la ciudad, a excepción de la C/ Sant Antoni, hayan sufrido una demora, puesto que en los días de lluvia, se ha sumado el tiempo que ha hecho falta para secar el terreno. Benarrai no se ha salvado la paralización y ha sumado una demora "de dos meses".

De esta forma, la previsión es que “a finales de julio puedan terminar estos trabajos”, avanza Joan Sanchis. Cabe destacar que se afronta ahora la fase final de las obras, ya que con el colector acabado, que “era la parte más relevante de esta actuación, se abordará ahora adecuar la zona, para que vuelva a ser ese espacio verde y de ocio para la ciudadanía que era antes de la intervención”, añade el concejal de Territori.

Esta actuación supone una inversión de 565.000 euros y está financiada mayoritariamente con una subvención obtenida del Plan de Inversiones de la Diputación de Valencia.