fbpx

El nuevo hospital tendrá dos salas de parto humanizado

Quien más, quien menos, todo el mundo en Ontinyent conoce a alguna mujer que haya decidido irse al Hospital Verge dels Lliris a dar a luz. Marchan a Alcoy atraídas por la sala de parto humanizado de este centro sanitario y su “famosa” bañera. Pero esto dejará de ser necesario con el nuevo Hospital General de Ontinyent, puesto que según se extrae del plan funcional, actualizado este mismo mes de junio, se incluirá dos salas de nacimiento con ambientes diferentes, con el objetivo de ofrecer "a las mujeres la opción de elegir cómo quieren que sea su propio parto".

Sin duda un avance sustancial en lo que se refiere a los derechos de las mujeres gestantes ya la lucha contra la violencia obstetricia. La unidad contará con dos salas. La primera de ellas está descrita como un espacio cómodo con un sofá para la dilatación y espera. Esta sala incluirá un mecedora, que con su balanceo puede proporcionar alivio durante las contracciones; pelotas elásticas; almohadas para favorecer algunas posturas; una bañera de partos, con escalera de acceso y lianas que ayudan a la embarazada. Además, en la zona de la cama de partos habrá un espacio para el reconocimiento pediátrico.

La segunda sala, contará con un espacio para trabajar el parto vertical, con materiales y ambientaciones específicas como lianas para colgar del techo, "en las que la mujer a veces encuentra alivio al sujetarse en ellas durante la contracción"; un asiento para el parto vertical y pelotas de dilatación.
Entre ambas salas se habilitará una zona intermedia con un sofá, que ejercerá de zona de estar y espera, para que tanto la mujer como su pareja puedan estar cómodas.

De este plan funcional se extrae otros aspectos de cómo será el futuro Hospital General de Ontinyent. Entre ellos, destaca la Unidad de Cuidados Intensivos. Si en su momento se llegó a hablar de seis camas, ahora se confirma que serán otras cuatro en una habitación para aislados. De la anunciada unidad de daño cerebral, ésta incluirá un gimnasio, un despacho de logopeda, otro de neuropsicología o salas de recuperación activa, terapia ocupacional o trabajo grupal, entre otros. Otro punto a destacar, es la unidad de salud mental, que estará compuesta por un total de cuatro consultas, además de un equipo de administración y una sala de espera.

Diferentes espacios, que nos divisan un poco más, cómo será el nuevo hospital de referencia comarcal.