fbpx

El textil va más allá de la especialización sanitaria y da el salto al textil técnico

El sector textil siempre ha ido por delante a la hora de detectar las necesidades del mercado. El empresariado vio con la llegada de la pandemia una oportunidad de negocio en la rama sanitaria del textil, para algunos era la primera vez que realizaban una incursión en ese campo, mientras que para otros era adaptar tejidos con los que ya contaban por haber apostado previamente por la I + D. No era un campo fácil, requería en muchas ocasiones de asesoramiento, formación, de una guía que llegaba de la mano de la Asociación de empresarios textiles de la Comunitat Valenciana (ATEVAL) y con el apoyo de las administraciones.

“El textil busca nuevas oportunidades, no es que se deje de lado la especialización sanitaria, sino que se abre la puerta a más sectores, por lo que apostamos por la especialización en textiles sostenibles, técnicos y avanzados”, explica Salomé Beneyto, gerente de ATEVAL. Para trabajar en este sentido, el convenio que ATEVAL mantiene con el Ayuntamiento de Ontinyent y que puso en marcha un clúster sanitario, se ha renovar en el pleno de la semana pasada, poniendo el acento en los textiles sostenibles, técnicos y avanzados.

Este acuerdo comenzó con una inversión municipal de 150.000 euros en 2020, se repitió la misma cantidad al año siguiente y ahora en 2022 merma significativamente hasta los 60.000. El total del dinero invertido en en los tres últimos años es de 360.000 euros. Según el concejal de Promoción Económica, Pablo Úbeda, el convenio pretende "ayudar a las empresas a convertir su producción total o parcialmente, ante el nuevo escenario resultante de la pandemia".

La nueva orientación que apoya el sector, también puede leerse en términos de ocasión, ya que, como apunta Salomé Beneyto, “se acaba de aprobar nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, que afecta a las empresas del textil, por lo que tendrán que ponerse las pilas. La relación de iniciativas que llevaremos a cabo pueden ayudarlas en este sentido”.

Ferias Techtextil y Techprocess

Las líneas de actuación que contempla el convenio seguirán el camino trazado por sus predecesores. De forma singular, explican desde ATEVAL, incluirá la asistencia de empresas a diferentes acciones comerciales, entre las que destaca las ferias Techtextil i Techprocess, que precisamente están dedicadas a los textiles técnicos y no tejidos y procesamiento textil. Ambas están incluidas en Heimtextil “que este año se celebrará en junio y que servirá como una visita inspiradora para captar tendencias en estos sectores especializados“, detalla Salamó Beneyto, gerente de ATEVAL.

Otra de las peticiones que se ha hecho es la elaboración de un censo de empresas textiles, que determine cuántos negocios existen de este sector. Para ello se requiere un plan de visitas, hacer el inventario de las empresas, determinar sus necesidades y capacidades y diseñar un catálogo en el que se incluya no sólo las firmas textiles, sino las de materias anexas como maquinaria, por ejemplo.

Se continuará con las acciones de asesoramiento por parte de la Oficina Técnica ubicada en ATEVAL; habrá consultaría de empresas con un análisis inicial que determine sus necesidades; se coordinarán acciones formativas; se realizarán jornadas sobre Ecodiseño en el ámbito de los textiles sostenibles y técnicos avanzados, entre otros.