fbpx

Las tres alternativas que estudia el ayuntamiento para ubicar la futura sede de la Escuela Oficial de Idiomas

En febrero la visita del director general de Política Lingüística de la Generalitat, Rubén Trenzano, concluyó con la tarea asignada de buscar un emplazamiento definitivo para la Escuela Oficial de Idiomas. En ese momento se llegaba a apuntar la actual sede de la UNED como posible ubicación. Sin embargo, las alternativas se han ido desarrollando hacia nuevas posibilidades. El Ayuntamiento remueve, actualmente, tres alternativas para que los estudios de lenguas puedan tener proyección de futuro en la ciudad y ejerzan como polo de atracción hacia la comarca. Todos ellos están dispuestos en una línea que cruza el centro de Ontinyent.

El Regajo


El solar de la parte superior de la Plaza Mayor lleva años esperando una reurbanización en un área de equipamiento de servicios. Desde su adquisición siempre se pensó en este espacio como idóneo para albergar oficinas y dependencias municipales aunque no se ha llegado a desarrollar ningún proyecto concreto. En ese espacio se podría construir un edificio de nueva planta.

Banco de Valencia


El edificio es propiedad de Caixa Ontinyent quien pensó, en su momento, trasladar allí su sede central. También se contempló crear un centro cultural e incluso se planteó la posibilidad de viviendas.

OTK


En 2008, fruto de la inmigración, en Ontinyent se llegaban a escolarizar a 452 alumnos ese año. Desde hacía cinco años se pensaba en la posibilidad de crear un nuevo colegio en la ciudad y se identificó el espacio que ocupaba la OTK como uno de los posibles emplazamientos, por lo que se recalificó como área de equipamiento educativo. Actualmente, la escolarización es de 275 alumnos.

Los tres emplazamientos posibles vienen a reforzar la idea de que Ontinyent necesita crear una Escuela Oficial de Idiomas con autonomía e identidad propia.