fbpx

Incorporan el homenaje virtual a los fallecidos en Ontinyent

Todo comienza con un mensaje de la empresa a la familia del fallecido. En él se facilita la información general sobre la persona, la disposición en una de las salas vela del Tanatorio de Ontinyent y la hora del sepelio. Son los datos fundamentales que siempre surgen en cualquier deceso. La familia recibe este mensaje para poder difundirlo en sus afines, sobre todo a través del Whatsapp. Pero en este mensaje aparece un vínculo para poder acceder a la sala virtual del difunto. Y allí se pueden enviar las muestras de condolencia, unas palabras dedicadas de cariño, un recuerdo, una frase con la que recordar a la persona que acaba de dejarnos, una imagen… Éste es, en esencia, el nuevo servicio que acaba incorporar la empresa Funeraria Gramage y que ya se está utilizando en las instalaciones del Tanatorio de Ontinyent.

PANTALLAS
En el hall, una pantalla recibe a cuáles se han acercado a dar sus condolencias (hay otra que se instalará dentro de poco tiempo a la entrada para indicar en qué sala se encuentra cada finado en caso de coincidir más de uno). El plasma ofrece datos sobre la persona muerta: fecha de nacimiento y del deceso, lugar y hora en que se celebrará el sepelio, incluso la ubicación en la que será enterrada dentro del cementerio.

HOMENAJE
Sin embargo, además de estos datos básicos, en la pantalla personalizada de cada servicio se abre una ventana de los recuerdos. A través de la app Viu Record se gestionan los mensajes póstumos. Frases de aliento, palabras de reconocimiento e imágenes que ilustran la biografía del fallecido. De esta forma, desde cualquier parte del mundo se pueden establecer vínculos afectivos en un momento tan doloroso. En la sala virtual van llegando y apareciendo esos mensajes personales que constituyen un homenaje.
Las familias son las encargadas de gestionar y administrar las palabras e imágenes que quieren que aparezcan en su respectiva sala. Serán los que autorizarán lo que quieren que se publique en las pantallas.
“La pandemia ha cambiado muchas cosas, también la forma de despedirnos de nuestros seres queridos”, explica Ramón Gramage, responsable de la empresa quien añade “los cierres perimetrales, las limitaciones de aforo y otras restricciones han condicionado las despedidas . Con esta innovación tecnológica posibilitamos que toda la gente pueda tener una presencia aunque, físicamente, no pueda asistir”.

LIBRO DIGITAL
El nuevo servicio implantado en el Tanatorio también aporta la posibilidad de recoger todos estos testimonios en un libro digital en el que consta el homenaje recibido, con los mensajes e imágenes que se decida incluir en el soporte.