fbpx

La expedición de Javier Cantó a Chad llegará en forma de documental

Jordi Torró durante la grabación del documental en Chad.

La expedición que emprendió Javier Cantó en Chad, el pasado mes de febrero, para evitar la ceguera de cientos de locales, se convertirá en película-documental. Así nos lo ha contado su cámara y productor, Jordi Torró de Summit Productions, que se sumó a la expedición para dejar testimonio de todo lo vivido. La producción que está prevista que finalice en junio o principios de julio, cuenta el día a día del equipo capitaneado por Cantó. Una misión que nació con el fin de paliar el problema de ceguera evitable provocada por las cataratas y que ha tenido sus frutos: 256 cirugías en menos de una semana, un récord que ha hecho posible que muchos de estos residentes recuperen la visión.

En el documental se pueden ver escenas cotidianas de la expedición y anécdotas vividas, pero también el momento de las intervenciones quirúrgicas. "Se puede ver cómo paramos en un bar de carretera y está la carne sin refrigerar, llena de moscas", cuenta. “Tenemos grabado cómo se para de operar porque hay que realizar una transfusión de sangre a una de las pacientes”, añade. Torró también recuerda cómo eran los momentos de poner la anestesia, en los que debía dejar la cámara para aguantar las manos de los pacientes. “Cada diez minutos se iba el efecto de la anestesia y empezaban a mover las manos, entonces en esos momentos debía dejar la cámara y ayudar en la intervención quirúrgica”, narra Torró.

“En el documental no ha dado tiempo a colocar todas las entrevistas, yo tenía pensado realizar tres documentales, pero había 7 horas grabadas, entonces hemos ido reduciendo y en lugar de hacer tres capítulos, se hará una película documental con una hora y media de duración”, cuenta. La idea que lleva entre manos Jordi es presentar el proyecto a plataformas como HBO y Netflix (gracias a un contacto), así como a productoras españolas, y con la recaudación financiar “una máquina valorada en 7.000 euros para que se pueda operar a más gente de cataratas, pero a un ritmo más rápido”, afirma.

Turró no descarta realizar una segunda producción, cuando tenga lugar la próxima expedición, en la que haría un seguimiento de algunos de los pacientes. “Un segundo documental serían las experiencias de la gente de allí, realizar entrevistas y el seguimiento de algunos de los pacientes, cómo se desplazan desde su pueblo hasta la localidad donde tenía lugar la cirugía”, comenta. Hay que tener en cuenta que algunos llegaban desde 300 kilómetros de distanciaa, incluso algunos se desplazaban desde Guinea. Por eso, muchos dormían en las inmediaciones del edificio que ejercía de centro de consultas.

Estreno del documental

Aunque no hay fecha de estreno, Torró detalla que la idea es hacerla en Ontinyent en algún espacio donde también tenga lugar una exposición fotográfica que acompañe al estreno del filme. En cuanto al equipo de la producción, también han participado caras conocidas del mundo artístico y cultural de Ontinyent, como el compositor y director Saül Gómez, encargado de la base de audio, y el joven director de cine, Alex Moriana , quien ha estado colaborando en la parte del montaje, el color y los efectos de sonido.