fbpx

Las obras del colector afrontan su último y dificultoso tramo

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, visitó hoy las obras del nuevo colector general de la ciudad que se iniciaron hace un año y que afrontan su último y dificultoso tramo, en concreto, el de la zona próxima en el Pont Vell, del siglo XV. Rodríguez ha calificado la nueva infraestructura, ejecutada por EGEVASA, como la mayor obra de ingeniería hidráulica nunca realizada en Ontinyent, y ha aprovechado para agradecer tanto a la Conselleria de Medio Ambiente como a la Diputación de Valencia su implicación en una obra que termina con los problemas del sistema de saneamiento de Ontinyent generados por la DANA de 2019.

El alcalde de Ontinyent ha visitado las obras acompañadas por la concejala de Sostenibilidad, Sayo Gandia, así como por Vicente Fajardo, director General de Global Omnium; Joan Àngel Conca, gerente de la EPSAR, así como técnicos y miembros del equipo de la obra, ejecutada por EGEVASA.

La ejecución del tramo final de la obra comprende los alrededores del Pont Vell, una zona con un enorme valor patrimonial de protección paleontológica. Para proteger, asegurar y preservarlo con las máximas garantías se ha diseñado una intervención “de cirugía hidráulica”, según definición de los técnicos, mediante la instalación de un hinca de 185 metros de longitud que realizará una perforación horizontal por debajo del Pont Vell hasta el final de la explanada de Tortosa y Delgado.

Una vez quede instalado este clavo, se ejecutarán los 44 metros lineales de nuevo colector que quedan pendientes y así poder conectarlo con el trazado que ya está ejecutado río arriba. Durante la visita, Rodríguez hacía valer que en "una obra de esta magnitud" ha sido necesaria la colaboración con el Ayuntamiento de diferentes entidades y administraciones para poder disponer "de un sistema que protegerá al colector y evitará derrames incontrolados en el río en futuros episodios de lluvias torrenciales como la DANA de 2019”, remarcaba Rodríguez.

Por su parte, Juan Angel Conca, gerente de la EPSAR, se pronunciaba en la misma línea que el alcalde al destacar que "era un proyecto complicado técnica y administrativamente porque implicaba a muchas administraciones". Era, en palabras de Cuenca, una actuación “necesaria. Es una obra social y con un impacto diario en la salud, en el medio ambiente, en el funcionamiento de las empresas y las viviendas”.

Cabe recordar que la actuación, que cuenta con un presupuesto para el colector general de 4,7 millones, suponía cambiar el trazado para alejarlo al máximo del cauce del río. En este sentido, ya se ha ejecutado el 85% de toda la obra: de los 2.152 metros lineales que el proyecto calculó que debían cambiarse, ya se han instalado 1.944. Además, de los 5 aliviaderos previstos, ya se han ejecutado dos, otros dos están en ejecución, quedando sólo pendiente uno por ejecutar.

En el transcurso de la visita, Vicente Fajardo destacaba que “las obras van a muy buen ritmo. De hecho, a pesar de las intensas lluvias registradas hasta abril se ha logrado adelantar los plazos previstos en aproximadamente seis meses por lo que se estima que la obra completa pueda finalizar en su totalidad entre finales de 2022 o durante el primer trimestre de 2023”.

Jorge Rodríguez, por su parte, recordaba que la obra del colector general es de 4,7 millones, pero que de forma previa a esta intervención ya se llevó a cabo otra urgente para restablecer la llegada de aguas a la depuradora, que supone ya una inversión de 1,2 millones de euros. Tanto en la obra del colector general como en las actuaciones de emergencia posteriores a la DANA, hay que sumar tercera fase de la obra que comprende la solución definitiva a la canalización procedente de Agullent hasta la depuradora en su cruce por el río Clariano presupuestada en 763.356,80 €, así como la actuación del desarenador del colector de Ontinyent que cuenta con un presupuesto de 638.696,98 €; la limpieza del colector por importe de 248.831,97 € y la estabilización de los taludes de la EDAR y la retirada de desprendimientos de los taludes por un presupuesto de 302.426,50 €.

El alcalde recordaba que en torno al río también se invertirán alrededor de 4 millones de euros aportados por el Ayuntamiento, la Vicepresidencia Segunda de la Generalitat Valenciana y los Fondos Feder de la Unión Europea para la Conversión de la zona de viviendas de la Alfarería.

Igualmente, en la actualidad están en obras otros dos proyectos en el entorno del río, la rehabilitación del Pont Vell, por 600.000 euros y de la muralla norte, con una inversión de 2,4 millones de euros. En total, hasta el 2023 se invertirán más de 15,4 millones de euros en actuaciones patrimoniales y contra el cambio climático en el entorno del río Clariano.