fbpx

Llega la revolución de las motos eléctricas con diseño a la carta

IMR Electrics, empresa surgida en el Valle de Albaida, acaba de lanzar los primeros prototipos de motocicletas eléctricas en nuestras comarcas.

"Hemos creado un producto que no contamine, ni desde el punto de vista ambiental ni de forma acústica", explica Juanvi Sempere, promotor de la iniciativa.

Los primeros frutos de esta idea, que como otros negocios y oportunidades surgen en los peores momentos, se ha forjado en plena pandemia, aunque Juanvi Sempere les llevaba planje desde hacía años. Esta semana se han puesto a la venta cuatro modelos. Ha sido el propio Juanvi quien los ha diseñado. Lo ha hecho a partir de las posibles combinaciones que le ha proporcionado el fabricante. El resultado han sido modelos de ciclomotor y moto, equiparable a 125 realizados a la carta. “Entre los modelos que hemos diseñando tenemos uno que se ha pensado de forma expresa para los repartidores de comida a domicilio, adaptando el vehículo a sus necesidades de trabajo”.

Las motos de IMR Electris aparecen para convertirse en algo más que un bien de consumo. “Queremos incidir en un cambio de cultura. Son vehículos prácticos, sobre todo para la circulación urbana y que vienen a repercutir en un ahorro, por un lado económico para los bolsillos de los particulares, y por otro lado en un ahorro para el planeta”. Las unidades IMR Electrics se fundamentan en algunos elementos compartidos: Presentan tres potencias de velocidad; posibilidad de arranque sin llave; baterías; conexión bluetooth en el mismo vehículo; cargador de USB; iluminación LEDEl consumo eléctrico presenta un gasto medio de 30 céntimos por cada 100 kilómetros (siempre en función de la tarifa eléctrica propia contratada). En los ciclomotores la autonomía de funcionamiento puede llegar hasta los 150 kilómetros. En las motos equiparables a 125cc, la autonomía alcanza los 120 kilómetros.