fbpx

Sólo el 28% de las mujeres son jefes de departamento en el ayuntamiento

El Ayuntamiento de Ontinyent ha redactado y aprobado su II Plan de Igualdad. Según la normativa, este documento es un conjunto ordenado de medidas adoptadas, después de realizar un diagnóstico de la situación, con el objetivo de conseguir en una empresa (o administración en este caso) la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres, así como eliminar y corregir la discriminación por razones de sexo.

En la anterior edición deel Periòdic d’Ontinyent ya se destacaron algunas de las medidas que se llevarán a cabo entre 2022 y marzo de 2026. En esta ocasión, el objeto del artículo son los resultados del análisis cuantitativo y cualitativo llevados a cabo para la elaboración de este plan.

A pesar de que el total de la plantilla municipal está equilibrado, cuando el foco se centra en los sitios de mayor responsabilidad, el techo de cristal es evidente. De los 18 departamentos con los que cuenta el consistorio, únicamente Cinc de ellos tienen a una mujer como máxima responsable. En concreto, los departamentos con jefes son: Educación, Medio Ambiente, Contrataciones y Patrimonio, Promoción económica y el SIAM.

Por su parte, se han identificado departamentos muy masculinizados. En Bienestar comunitario se cuenta con 21 trabajadores, de los cuales sólo existe una mujer, que lleva a cabo tareas administrativas. De la misma forma ocurre con el área de seguridad ciudadana, compuesta por 47 hombres y nueve mujeres, de las que tres se dedican a tareas de administración.

En caso contrario se encuentra el departamento de Bienestar social, un trabajo feminizado al estar relacionado con el cuidado y la atención a personas. De un total de 36 trabajadores, 32 son mujeres y cuatro varones. Sin embargo, este departamento no se encuentra entre aquellos que tienen como responsable a una mujer.

El 50% de la plantilla municipal son mujeres

Sin embargo, el 50,33% de las personas que trabajan en el Ayuntamiento de Ontinyent son mujeres. Una cifra muy equilibrada que a priori refleja cierta paridad entre la plantilla. Concretamente, 152 serían mujeres y 150 hombres, de un total de 302 personas.

Las más de 300 personas que componen la plantilla recibieron un cuestionario evaluativo para identificar sus necesidades. Solo 135 personas, menos de la mitad de los trabajadores, le contestaron. Además, de estas respuestas, el 59,3% fueron mujeres, mientras que el 40,7% fueron hombres. Siendo más concretos, únicamente 55 hombres, de los 150 actuales, creyeron conveniente participar en la redacción de este II Plan de Igualdad.