fbpx

Ontinyent, en el mapa del talento empresarial gracias a Iwichain y Silocomo

Talento y emprendimiento. Estos dos son los conceptos por los que la Fundación Empresa Universidad de Alicante (Fundeun) ha reconocido a Iwichain y Silocomo, dos empresas ontinyentines. El anfiteatro del Aulario II de la Universidad de Alicante acogía la gala de entrega de la 27ª edición de los Premios Nuevas Ideas Empresariales. Hasta allí se trasladaban los responsables de estas dos empresas que han visto reconocida la innovación de sus proyectos, entre los 31 finalistas que pasaron a la segunda fase.

En el caso de Iwichain, Saúl Salcedo, Rafa Micó, Gonzalo Pardo y Víctor Sanchis eran galardonados con el premio 'Llegando a la Cima' al mejor proyecto de economía circular, con una dotación de 1.500 euros, por Iwieco. Ésta es una aplicación informática que a través de la tecnología blockchain crea un ecosistema de transparencia con el que ayudar a las empresas a automatizar todos los trámites y documentación dentro de la gestión de residuos, de modo que las empresas puedan seguir al detalle todo el proceso de reciclaje de un producto, para después poder documentar y justificarlo de forma correcta. Ésta no es la primera ocasión que la Fundeun reconoce el trabajo de estos ontinyentins. En 2020, Iwichain ya logró la mención especial de la gala, al resultar ser la idea más votada por el público a través de las redes sociales. En estos momentos, este proyecto se encuentra en una primera fase, con el objetivo de continuar trabajando para desarrollar y comercializar las aplicaciones en otros ámbitos y en la administración pública.

Por otra parte, la ontinyentina Claudia Cambra y su compañera Yaiza Isabel Panizo se estrenaron en esta gala. Silocomo ganaba el premio Agencia Local de Desarrollo Económico y Social del Ayuntamiento de Alicante al mejor proyecto relacionado con logística de última milla, tecnologías de la alimentación o tecnología alimenticia, con una dotación de 1.500 euros. Silocomo es una aplicación móvil que facilita el proceso de búsqueda de restaurantes a las personas con alergias e intolerancias alimentarias. Así, Silocomo “transforma una carta de alérgenos en un millón de versiones distintas de ésta, adaptándola a las necesidades alimentarias de cada persona y proporcionando motivación y seguridad para que salir a comer fuera de casa ya no sea un problema” . El público asistente y el que estaba presenciando la gala a través de internet votaron lo que consideraban la mejor idea. De esa votación resultó también ganadora la aplicación de Silocomo.