fbpx

Roban 40 palomas de competición en Benissoda y otros municipios, tasados ​​en 50.000 euros

La Guardia Civil de Alicante dentro del plan establecido para evitar y prevenir el robo de animales, ha desarrollado la operación Columbidae, en el que se han esclarecido varios delitos de robos y hurtos de palomas en localidades de Alicante y Valencia. La operación ha concluido con la investigación de seis personas, dos de ellos menores de edad, y se ha dado cuenta a la Fiscalía de Menores de otros dos menores inimputables.

Durante los meses de febrero y marzo la Guardia Civil tuvo conocimiento de un aumento en los delitos relacionados con la sustracción de palomas de competición en diversas localidades de la provincia de Alicante. Para esclarecer la sucesión de robos que se iban produciendo, así como para identificar y detener a los autores de estos hechos, el Equipo Roca de Ibi dio inició a la operación Columbidae.

En una primera fase de la operación, los agentes junto con la colaboración del servicio de inspección de la Federación Colombicultura de la Comunitat Valenciana, realizaron gestiones y dieron con un palomar clandestino que se encontraba oculto en un barranco cercano al lado de la ribera del río Serpis en la localidad de Alcoy.

El pasado 11 de abril, los agentes, tras llevar a cabo una inspección de este palomar, recuperaron 38 palomas de competición que se encontraban enjaulados y en condiciones de salubridad deplorables. Los pájaros habían sido sustraídos en las localidades alicantinas de Ibi, Algueña y Gaianes, así como en la localidad valenciana de Benissoda. Por estos hechos se investigaron a dos menores de edad y se dio conocimiento de otros dos menores inimputables en la Fiscalía de Menores de Alicante.

A continuación los agentes investigaron a otros cuatro robos de palomas que habían sufrido en la localidad de Saxófono en marzo. Tras arduas búsquedas, las pruebas llevaron a los agentes a una casa de campo ocupada de forma ilícita que se encontraba en la localidad de Petrer. En esta finca, los agentes contaron con la colaboración de una de las víctimas de los robos, quien utilizó una de sus palomas como reclamo para atraer al resto de la bandada que le habían sustraído.

Tras comprobar que los pájaros recuperados eran las denunciadas como robadas, procedieron a investigar en un matrimonio español por la ocupación del inmueble además de por el robo de las palomas. Finalmente, en la fase final de la operación durante el mes de mayo, los agentes contaron con la colaboración del Equipo Roca de Torrevieja, y de forma conjunta investigaron a otras dos mujeres por un nuevo robo de ésta tipo de pájaros, esta vez ocurrido en la localidad de Rojales también en marzo.

La explotación de la operación se ha saldado con el resultado de seis personas investigadas, todas ellas de nacionalidad española y de edades comprendidas entre los 14 y 55 años. Se les imputan diez delitos de robo y un delito de hurto. Las diligencias junto con las personas investigadas fueron entregadas a la Autoridad Judicial competente, así como a Fiscalía de Menores de Alicante.