fbpx

Sólo 6 puntos de 24 dejan al Ontinyent sin 'play off'

¿Qué ha pasado? Antes de entrar en las explicaciones hay que echar un vistazo a los números. De forma objetiva. Domingo 6 marzo. El Ontinyent llega a la jornada 22 con 45 puntos, segundo en la tabla, a sólo dos puntos del líder Gandia y, lo que es más importante, con una 'lava colchón' de 9 puntos sobre el Dénia que, con 37 puntos es tercer e inmediato seguidor. Sale el domingo, el Ontinyent recibe en El Clariano en el Sueca.

Jornada 30. Última. Este domingo, el Ontinyent viajará a Pedreguer tras caer en la cuarta posición. Nucía B y Tavernes le han superado en la tabla. Entre ambas fechas, el equipo de Roberto Bas sólo ha logrado 6 de los 24 puntos. Solo sumó la victoria ante el Denia a domicilio. Cuatro derrotas y tres empates sentencian sus aspiraciones a jugar la promoción después de haber perdido esa ventaja de 9 puntos hace apenas dos meses.

Causas

No pueden enfocarse las causas de lo que no es un fracaso deportivo pero sí una decepción colectiva en una sola explicación. Hay varias circunstancias que argumentan esa caída del equipo en ocho jornadas. La sequía goleadora del pichichi Aquino que había superado la veintena de goles. La debilidad atrás con 11 puntos en su contra. La baja decisiva de Paco Sáez que estaba siendo uno de los mejores de la plantilla. El sobreesfuerzo de la primera vuelta para subirse a lo más alto. La excesiva presión en un equipo con un promedio muy joven y sin experiencia en estas lides. La falta de fondos de armario en la plantilla.

Después de dos temporadas brillantes, en el debut en Preferente, el Ontinyent parece haberse ahogado en la orilla, cuando tenía la recompensa a tocar con los dedos. Hasta la semana pasada, el Ontinyent dependía de sí mismo para conseguir los puestos de promoción. Todo ha cambiado después de la derrota 1-2 frente al Calpe. Ni la Nucía B ni el Tavernes han fallado en las últimas jornadas y ya han sobrepasado a los ontinyentins. Este domingo se juega la jornada final, unificada para evitar suspicacias.

El Ontinyent necesita una triple carambola para clasificarse. O lo que es lo mismo: un milagro. Porque debe vencer al Pedreguer, que se juega la permanencia en la Preferente y esperar a que la Nucía B pierda contra el ya descendido Atlético Benidorm y que el Tavernes como máximo empate en su visita a la Lomita de un Muro que no se juega nada. ¿Imposible? En fútbol está vetado ese término. ¿Probable? Muy poco. Sobre todo, dada la dinámica que han repetido los tres equipos en este tramo final liguero.

Hasta el final

La semana, obviemente, ha sido dura en el seno de la plantilla tras el mazazo que supuso la derrota ante el Calpe. Pero tal y como subraya el míster: “hay que ir hasta el final. Aunque ha sido una decepción brutal, algo que no esperábamos, ahora debemos ganar en Pedreguer y esperar. Tampoco sería aceptable dejar de pelear hasta el final y que se diera la carambola y nosotros no hicimos nuestra parte”.

Para el partido de esta tarde, Roberto recupera en el torito Aquino que cumplió sanción el domingo por cinco tarjetas. No cogí a Pablo Francés que fue sancionado con dos encuentros de penalización. Tampoco estarán los lesionados Paco Sáez y Alessandru, lo que obliga de nuevo a echar mano del filial para completar la convocatoria de este último partido.