fbpx

Oyes reabre sus puertas con un menú vegano esperando a los invitados

Más de un año y seis meses después. Concretamente, después de 564 días, el restaurante Sents, nuestra estrella Michelin en Ontinyent, volverá a abrir sus puertas. Para la gastronomía del firmamento Michelin, ha sido una época de incertidumbre y demasiado interrogantes. “Oyes es nuestro espacio de creatividad, donde volcamos todas esas ideas que tenemos”. A pesar del cierre, el chef de Sents, Santiago Prieto, arguye que "hemos aprovechado para investigar, para profundizar en I+D, para plantear platos nuevos, ideas renovadas". El próximo 28 de septiembre tiene marcado la fecha de reapertura el restaurante Sents. Lo hará con una gran novedad. “Ofreceremos un menú degustación íntegramente vegano, además del omnívoro que ya forma parte de nuestra propuesta habitual”, anuncia el sumiller Ximo Prieto. “Apostamos cada vez más por una filosofía sostenible y, además, es necesario eliminar estigmas. Por ejemplo, un menú vegano no debe estar reñido con disfrutar de un buen maridaje de vinos”. El menú degustación vegano, como el omnívoro, continuarán acompañándose con seis diferentes, muchos de ellos valencianos y de proximidad. "Siempre hemos creído en el producto de proximidad y reforzaremos este aspecto también en los platos", confiesa.

Asia y Mediterráneo

Fieles a su estilo, la inspiración asiática, sobre todo japonesa, estará presente a la hora de plantear la carta, pero Santiago Prieto puntualiza que “tratamos de adquirir nuestros productos aquí. La interpretación de los platos se basa en ofrecer también producto mediterráneo”. Ejemplo práctico: una sopa japonesa con pescado de nuestra costa más cercana.

El jefe de cocina entiende que la incorporación del menú 100% vegetal era un paso lógico, “ahora es el momento de llevar a cabo esta apuesta, porque tenemos una huerta extensa, porque trabajamos con verduras ecológicas, es decir, porque tenemos en el nuestro alcance una gran materia prima”. Eso sí, la propuesta vegana no relegará a la tradicional omnívora donde seguirá teniendo un protagonismo central el embutido de Ontinyent, “nuestro santo y seña desde hace muchos años”.

Motor de la gastronomía

La confirmación de la estrella Michelin, año tras año, ha situado a Ontinyent en el mapa de ruta de la alta cocina y, además, es una de las locomotoras de arrastre para impulsar la etiqueta de ciudad gastronómica. Sin embargo, los hermanos Prieto aseguran que “aspiramos a más, la estrella es importante pero a nosotros nos ocupa dar más servicio y más calidad”.