fbpx

Tres empresas se interesan por instalar macroplantas solares

Burbujas de mercado han existido en los últimos tiempos de diferente índole: desde la baldosa, hasta la eólica. Ahora es el turno de la fotovoltaica.

La puerta a la instalación de centrales fotovoltaicas de gran tamaño, se abría en agosto del año pasado, cuando la Generalitat Valenciana publicaba un decreto-ley con el objetivo de acelerar la implantación de instalaciones para el aprovechamiento de las energías renovables, por la emergencia climática y para la reactivación económica.

En la capital del Valle de Albaida también ha habido movimientos en ese sentido. Según fuentes municipales, "en Ontinyent el Plan General de Ordenación Urbana, recoge la protección de la zona agrícola por su valor paisajístico, por lo que impide instalaciones de placas solares que superen los 250 Kw".

PIDE DESPROTEGER EL SUELO PARA INSTALAR 60 MW
Por el momento, la única petición oficial que ha recibido el consistorio ontinyentí, según las mismas fuentes, es por parte de Active Energy. Esta empresa pide desproteger el suelo de Ontinyent con el fin de instalar fotovoltaica de una potencia de hasta 60 Mw y la superficie sería el equivalente de dos veces la extensión del suelo industrial que existe en la ciudad.

Por otro lado, en febrero, la empresa Freedom Energy, se reunió de forma informal con el Consejo Local de Medio Ambiente e incluso se visitó el emplazamiento previsto. Su intención era instalar un parque fotovoltaico de 10 Mw en Maiansa, lo que supondría una superficie de terreno de 25 hectáreas, similar a la que ocupan 50 campos de fútbol. Su proyecto es más ambicioso y su planificación va más allá de Ontinyent y han previsto diversas instalaciones en varios municipios de Vall d'Albaida, concretamente cinco parques, con un total de 150 Mw.

La tercera propuesta provenía de TW Solar. En esta ocasión, como apuntan desde el ayuntamiento, el interés de la compañía era obtener información por parte de los técnicos municipales, para instalar 50 hectáreas de fotovoltaica, con una potencia de 25 Mw, también ubicadas en la zona oeste del término, hacia Fontanars dels Alforins.

Como detallan desde el consistorio, las empresas defienden que están en coherencia con el plan de acción de la Generalitat Valenciana en esta materia, que decretó la emergencia climática. En el caso de Ontinyent, se responderá negativamente a la única petición oficial, de la empresa Active Energy, basándose en informes técnicos que impiden este tipo de instalaciones en la ciudad, según añaden.