fbpx

Un 17% más de familias y empresas fraccionarán el pago de tributos en 2022

Un total de 687 familias y empresas de Ontinyent fraccionarán en 2022 el pago de los tributos municipales, lo que supone un aumento del 17% respecto al año anterior. Se trata de una posibilidad que brinda la “Cuenta Tributaria Local” el sistema impulsado por el Gobierno de Ontinyent que permite fraccionar los tributos en cuotas mensuales a lo largo del año sin intereses: Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI); impuesto de Actividades Económicas (IAE); vados; impuesto de vehículos sobre tracción mecánica o recogida de basura.

La concejala de Hacienda, Natàlia Enguix, explicaba que “la Cuenta Tributaria Local es una herramienta muy útil para ayudar a la ciudadanía a cumplir con sus obligaciones tributarias, y que empresas y familias no se encuentran tan cuesta arriba el pago de sus impuestos ”, manifestaba. La progresión en las adhesiones a la Cuenta Tributaria local ha sido siempre ascendente: en 2016 hubo un total de 269 solicitantes, que en 2017 pasaban a 308; en 2018 a 358; en 2019 a 419; en 2020 a 462; y en 2021 a 589; registrándose en 2022 un aumento de 98 personas para alcanzar las 687. En total, desde su puesta en marcha, el servicio ha multiplicado por 2,5 las personas contribuyentes adheridas.

La Cuenta Tributaria Local da también la posibilidad de recibir de forma gratuita a unos avisos vía teléfono móvil de los que va a girarse el correspondiente recibo a principio de cada mes. "En definitiva, queremos hacer más cómodo el cumplimiento de las obligaciones tributarias", añadía la concejala. Enguix también recordaba que esta ventaja se suma a la anunciada congelación de impuestos para 2022, “una línea por la que viene apostando estos años el Gobierno de Ontinyent, la de trabajar para mantener los servicios y poder ejecutar las máximas inversiones sin subir los impuestos a la ciudadanía”.

Esta medida se suma a otras adoptadas en materia de ordenanzas fiscales por el Gobierno de Ontinyent "para generar actividad económica y ayudar a las personas a hacer frente a las heridas que ha dejado la pandemia en la economía", señalaba la concejala. En este sentido, las ordenanzas de 2022 mantienen las bonificaciones de IBI e IAE a las empresas que generen o mantengan empleo; también del 50% en las empresas y familias que apuestan por el autoconsumo energético; o los incentivos a las pequeñas reformas de viviendas, bonificando el impuesto de construcciones (ICIO) en un 95% en las obras que tengan un presupuesto menor a 60.000 euros.