fbpx

Un niño de 9 años casi muere ahogado en el Pou Clar

Diferentes han sido los episodios trágicos que se recuerdan en el paraje del Pozo Claro oy Pozo la Olleta. El sábado 11 de junio a punto estuvo de sumarse un nueve. Un menor de 9 años casi moría ahogado al ser succionado por un conducto subterráneo. Así lo denuncia la familia del menor, que en el momento de los hechos se encontraba junto a su hermano, de veintidós años, y los amigos de éste.

“Estábamos justo debajo del puente, en una zona en la que mi hermano hacía pie. No le cubría, ni le dejamos solos. De repente desapareció. Se le quitó el agua”, explica Javi, hermano del accidentado. Rápidamente, uno de los presentes se sumergió en el agua hasta que visualizó lo que parecía una piedra, “me di cuenta tocando que realmente era la cabeza del niño. Intenté estirar de él y arrastrarle fuera del agua, pero no podía”.

Por último, después de un tiempo agónico, conseguían sacar, entre tres personas, al menor. Así cuentan que la fuerza de la succión del conducto era tal que el menor salió sin el bañador, puesto que la fuerza del agua se lo arrancó. "El conducto no se lo quitó porque mi hermano fue rápido y abrió los brazos para hacer palanca".

Afortunadamente, el niño sólo ha sufrido varios azules y arañazos. La familia pide que “se señalice de alguna forma que existe este conducto, ya que es una zona que con lo limpia que está el agua ahora es muy atractiva. No queremos que vuelva a pasar”. La madre del menor ha trasladado al ayuntamiento los hechos acaecidos, emplazandose a una reunión este martes. Sin embargo, desde la concejalía de Medio Ambiente y Turismo recuerdan que la responsabilidad es de cada uno, “ya ​​que el río Clariano no es una zona en la que esté autorizado el baño”.