fbpx

Vandalismo en la marquesina de autobuses por estrenar

La marquesina que se está construyendo en el recinto ferial, detrás del centro de salud de la avenida Albaida, ha sufrido actos vandálicos antes de estar terminada. La dilación de las obras ha hecho que esta nueva infraestructura se encuentre sin uso y las prácticas incívicas han encontrado un entretenimiento, siendo el resultado tres varillas rotas de las que conforman la estructura.

Desde el consistorio han quitado hierro a estos incidentes que se han producido en las últimas semanas, apuntando que "no es significativo" el mal causado. Pero la cuestión quizás no está en el coste económico que esto supondrá, ni en la poca superficie que ha afectado. La cuestión de fondo es el hecho de atentar contra el bien común. De hecho, es práctica habitual, según fuentes vecinales, que cada semana haya que reportar a la Policía Local varios desperfectos causados ​​por el vandalismo: “Cada semana hay algo que comunicar, un árbol arrancado, un banco roto…”, detallan.

Desde el Ayuntamiento de Ontinyent han anunciado que esta semana se acabará de adecuar esta nueva marquesina para resguardarse de las inclemencias del tiempo, mientras se espera en el autobús. “La próxima semana [esta] terminarán las obras, momento en el que está previsto que llegue el mobiliario que falta para completarla”, añaden desde el consistorio ontinyentí. La marquesina, más bien o más tarde, se acabará, no puede decirse lo mismo de vandalismo y de la impunidad de quienes los practican.