fbpx

Ingresan en el hospital al Oso Pepe, por crisis de ansiedad al no saber dónde irá el Hospital

Ya lo decía en su himno: “Pepe es un oso normal, que viu en un bancal”. Sin embargo, la condición sinequanon del terreno era que este bancal debía estar adherido a la superficie donde se construyera el futuro Hospital de Ontinyent. Víctima de diferentes crisis de ansiedad provocadas por el cambio continuado de parcelas donde se construirá el edificio, el Oso Pepe ha sido ingresado esta misma semana en el hospital, con un fuerte ataque de ansiedad.
Según los facultativos que le han atendido en el servicio de urgencia, el Oso Pepe presentaba un cuadro clínico con afectaciones de desconcierto y pérdida del sentido. Los galenos han achacado este estado lamentable al hecho de que se haya variado hasta en tres ocasiones la posible ubicación del centro sanitario de la comarca.
En declaraciones en exclusiva realizadas a este equipo de investigación por su gran amigo e inseparable compañero de tropelías, el Picudo Rojo, los problemas empezaron a surgir cuando el Oso Pepe se mudó al recinto ferial a la espera de que construyeran allí el nuevo Hospital. “Se negaba a bajar de la noria, aunque fue informado que la noria hacía tres años que no venía a la feria”. La situación se agravó cuando desde el gobierno municipal anunciaron que existían tres alternativas y que ninguna de ellas era el polígono de Sant Vicent. “Con lo feliz que era él allí, bajo la sombra que proyectaba el cartel de los 30.000 euros”, ha añadido el Picudo Rojo.
Los médicos que atienden al Oso Pepe han informado que se encuentra fuera de peligro y esperan una pronta recuperación. En breve podrá “tocar el tambor”, aunque seguirá sin poder “ver la TVO”, algo que podría desencadenar una nueva crisis.

error: