fbpx

Piden que el cartel donde no se construirá el Hospital sea declarado Bien de Interés Cultural

Ante la última sentencia de un tribunal de justicia que desacredita los terrenos donde se pretendía ubicar el futuro Hospital Comarcal de Ontinyent junto a la estación depuradora y el peligro de que desaparezca el gigantesco cartel que costó 18.000 euros para anunciar una ubicación que nunca se va a materializar, un grupo de resistencia ciudadana encabezado por el Oso Pepe ha planteado formalmente que la valla publicitaria sea declarada Bien de Interés Cultural.

“Hay que saber preservar nuestro patrimonio”, ha declarado un indignado Oso Pepe quien se ha mostrado inquieto ante la amenaza más que evidente de ser desahuciado de estos terrenos si, finalmente, retiran el cartel. “En su día ya demostré las utilidades que podía tener la instalación, ya que a mí me servía tanto para rascarme la espalda como para buscar la sombra en los días de calima de verano”. El Oso Pepe ya ha anunciado una movilización ciudadana, con posible recogida de firmas, para demostrar la tradición y antigüedad que tiene el cartel y su valor patrimonial en las afueras de la población. Además, se planteará la solicitud para que se consigne un presupuesto con dotación de brigadas y dinero para el mantenimiento adecuado del monumento.

De momento, el Picudo Rojo no se ha sumado a la petición, un hecho que ha desencadenado una crisis interna entre una pareja que, según ha podido saber este equipo de investigación, hace años que ni se habla. “El otro día quiso hacerse una foto con mis cachorros, menos mal que me puse delante y lo impedí”, ha añadido el Oso Pepe.

Deixa un comentari