fbpx

Tus ojos también necesitan una correcta alimentación, estos son los nutrientes que más los benefician

Unos hábitos de vida saludables son clave para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, incluyendo nuestra vista. Con motivo del Día Mundial de la Nutrición, Clínica Baviera pone de relevancia la importancia de una alimentación completa y equilibrada para mantener una correcta salud ocular y evitar posibles problemas de visión y es que tal y como explica el Dr. Fernando Llovet, director médico de Clínica Baviera Madrid “llevar una alimentación equilibrada, seguir hábitos de vida saludable y hacer ejercicio con frecuencia ayuda a prevenir patologías (como la diabetes o la hipertensión) que pueden desencadenar enfermedades oculares. Con frecuencia la adopción de estos hábitos saludables de vida no los asociamos el cuidado de la vista”.

Con el ánimo de concienciar a la población sobre la importancia de mantener una correcta alimentación, los expertos de Clínica Baviera detallan los alimentos y nutrientes que debemos priorizar para ayudar a nuestra salud visual:

Vitamina A
Se puede encontrar en frutas y vegetales como la zanahoria, el brócoli, las espinacas, la calabaza, los pimientos rojos, los tomates, los arándanos, las fresas, así como la leche, el queso y la mantequilla. Se caracteriza por sus propiedades antioxidantes y su capacidad de proteger a las células del organismo de los radicales libres, los principales causantes del envejecimiento prematuro.

Presentar un déficit de esta vitamina puede propiciar a la aparición de fatiga visual, sequedad ocular o ceguera nocturna. Por eso, no hay que dudar en incluir frutas y verduras en la dieta.

Vitaminas del grupo B
Los alimentos que aportan cantidades elevadas de este grupo de vitaminas son la carne, el pescado, el marisco, los huevos, algunos cereales y algunas verduras de hoja verde.

Este grupo de nutrientes tiene un papel fundamental en la prevención de enfermedades degenerativas de los ojos, así como en mitigar la posible aparición de casos de fotofobia, inflamación ocular y problemas en el correcto funcionamiento de los músculos oculares.

Omega-3
Esta grasa saludable que se encuentra fundamentalmente en pescados azules y frutos secos, se encarga de proteger la salud arterial y es esencial a la hora de evitar procesos inflamatorios. En el caso de los ojos actúa previniendo la degeneración macular y la sequedad ocular.

Selenio
El selenio es un mineral presente en pescados, mariscos, semillas y frutos secos que favorece el sistema inmunológico y protege de los radicales libres. Su consumo ayuda a mantener la agudeza visual y prevenir la aparición de cataratas. Al tratarse de un micronutriente la cantidad necesaria es muy pequeña y se hace mucho más eficaz si se combina con Zinc, ya que juntos logran incrementar la absorción de vitamina A.

Revisiones oftalmológicas periódicas a partir de los 50
Además de cuidar la alimentación, los expertos de Clínica Baviera destacan la importancia de las revisiones oftalmológicas periódicas, sobre todo a partir de los 50, (y antes en el caso de presentar problemas o antecedentes de problemas oftalmológicos). La detección precoz es fundamental para para atajar el avance de enfermedades oculares que pueden ser de carácter grave, como son la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o el glaucoma. “Únicamente acudiendo a una revisión oftalmológica podremos detectar factores de riesgo como la presión ocular elevada, dado que ésta no suele presentar síntomas y diagnosticándola a tiempo podríamos evitar graves problemas oculares”, concluye el Dr. Fernando Llovet.