fbpx

Un informe demoledor denuncia la situación de los Juzgados

Categories Societat

La titular del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 3 de Ontinyent y Decana de los Juzgados de la ciudad, Mª José Juan García, ha puesto sobre la mesa las necesidades de la justicia en la capital de la Vall d’Albaida. Y lo ha hecho en un informe demoledor que forma parte de la Memoria Anual 2016 presentada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Por lo que respecta a los espacios judiciales, repartidos en 3 edificios “antiguos”, el informe denuncia que todos ellos “carecen de zonas para atender las necesidades más elementales de los ciudadanos y del propio personal que en ellos trabaja”. La magistrada Juan García especifíca que “no tenemos sala de espera para atender a la gente que acude a diario al registro civil, tampoco salas para que denunciantes y testigos esperen a ser atendidos” algo que se agrava para las víctimas de violencia “dado que carecen de una ubicación para esperar a que sean atendidas”. Estas personas “son ubicadas en las escaleras, jardín del edificio y los detenidos en las dependencias de los demás juzgados”. Una situación que, a pesar de los esfuerzos, “no evita la confrontación entre víctima y agresor” e incluso, “en ocasiones no se puede proporcionar a la víctima los derechos que le reconoce su estatuto”.

Por lo que respecta a las necesidades de espacio, el informe concluye que “los inmuebles están obsoletos, resultan poco funcionales, tienen goteras e incluso riesgo de derrumbe en algunas de sus instalaciones”.

La precariedad denunciada en la Memoria Anual 2016 del TSJ de la Comunitat no solo afecta al espacio físico. También a los medios personales. “Las bajas no son cubiertas con fluidez, suelen pasar semanas e incluso meses y cuando llega un sustituto, suele encontrarse con una mesa colapsada y con escasa experiencia y conocimiento para hacer frente a la situación”. Desde el mes de diciembre “el servicio de decanato aparece cubierto por una sola persona, pese las solicitudes efectuadas”, detalla el informe.

Si el personal y las instalaciones son precarias en los tres juzgados del Partido Judicial de Ontinyent, los medios materiales de los que dispone siguen la misma línea. “Sería conveniente dotar de más mobiliario a los juzgados, en especial estanterías y armarios donde poder guardar ordenadamente y con un mínimo de dignidad los expedientes y procedimientos, evitando así la lamentable imagen” que se ofrece.

Los juzgados de Ontinyent no disponen de elementos tan básicos en cualquier oficina como “una trituradora de papel” ni tampoco de “parabanes para separar víctimas de investigados”, por lo que resulta complicado preservar los derechos de los ciudadanos.

error: