fbpx

Una ciudad libre de polución también beneficia a la salud de los ojos

Categories Empreses

Debido a la emergencia sanitaria que estamos viviendo muchos ciudadanos siguen pasando parte de su tiempo en casa y los grandes núcleos urbanos están registrando una reducción del número de desplazamientos diarios en sus calles. Un hecho que ha favorecido a que disminuya notablemente la contaminación atmosférica y que, al salir a pasear, la población haya descubierto lugares más limpios y con un aire más puro.

Normalmente, la calidad del aire se asocia a cuestiones respiratorias, pero tal y como indican desde Clínica Baviera, lo cierto es que la polución también puede afectar a los ojos. Por ello, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, desde la compañía oftalmológica quieren recordar algunos consejos para mejorar la salud visual en aquellas zonas en las que los niveles de contaminación todavía permanezcan elevados.

Principales problemas oculares derivados de la contaminación atmosférica

Entre las patologías más comunes asociadas a este ámbito se encuentran las inflamaciones e irritaciones oculares, que pueden verse agravadas cuando no llueve durante varios días.

La conjuntivitis, por ejemplo, provoca la inflamación del tejido que cubre la parte blanca del ojo y del interior de los párpados (la conjuntiva), lo que ocasiona lagrimeo y enrojecimiento del globo ocular. Además, la contaminación también puede aumentar la prevalencia del síndrome del ojo seco, donde el paciente, al no producir la cantidad necesaria de lágrimas para mantener lubricados sus ojos, siente irritación y escozor.

Cómo prevenir estas dolencias

Para evitar que la polución genere molestias en los ojos, el equipo médico de Clínica Baviera recomienda utilizar gafas de sol. De esta forma, se impide que la zona ocular entre en contacto directo con el aire.

Otra cuestión a tener en cuenta es la hidratación. Al beber las cantidades de líquido recomendadas (2 litros de agua al día), beneficiamos al organismo en general, pero también a nuestros ojos a los que facilitamos la producción de lagrimeo suficiente para mantener la zona húmeda.

En caso de que se necesite una dosis extra de humedad, una solución muy efectiva para reducir los efectos de la contaminación en los ojos es la aplicación de gotas lubricantes.

Por último, al instalar filtros de aire de alta calidad en el hogar o en la oficina, se evita el paso de elementos contaminantes externos que pueden resecar el espacio y generar picor en el área ocular de quienes se encuentren en su interior.

“En los últimos años hemos visto cómo los efectos del cambio climático también perjudican a la salud ocular, por lo que en estas semanas en las que la polución ha disminuido, somos más conscientes que nunca de los beneficios que recibimos cuando podemos ver y disfrutar de un planeta más cuidado y más limpio”, aseguran desde Clínica Baviera.

Sobre Clínica Baviera:

Clínica Baviera es una institución oftalmológica que fue fundada hace más de 25 años por el Dr. Julio Baviera. Su equipo médico, formado por más de 200 oftalmólogos, está organizado en diferentes unidades especializadas (Unidad de Cirugía Refractiva, de Presbicia, de Cataratas, de Retina, de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo, de Glaucoma, de Córnea, de Cirugía Plástica Ocular y de Neuroftalmología) en las que ofrece un servicio integral para el tratamiento de los problemas y enfermedades oculares basándose en criterios de calidad y en el uso de las últimas técnicas de microcirugía.

error: