fbpx

7 consejos para realizar una mudanza sin complicaciones

Categories Empreses

Las mudanzas suelen ser sinónimo de problemas y estrés, a pesar de la ilusión de empezar a vivir en un nuevo sitio. Es por ello por lo que tener en cuenta una serie de consejos puede ser muy útil para poder experimentar una mudanza productiva y sin complicaciones.

¿Como vivir una mudanza sin estrés?

Si hay algo cierto es que las mudanzas, per se, vienen acompañadas de un gran estrés, aunque este puede minimizarse considerablemente si dicha mudanza se planifica y prepara con anticipación y se tienen claros los pasos que hay que dar. 

#1. ESCOGE UNA EMPRESA DE MUDANZAS PARA QUE TE AYUDE

Sin duda, el primer consejo que se puede dar para conseguir una mudanza rápida y tranquila es el de contratar una empresa de mudanzas. Por ejemplo, se pueden conseguir mudanzas baratas en Valencia, lo cual ayudará a simplificar el proceso y a convivir con menos estrés durante los días o el día de la mudanza.

Aunque está claro que dar con el mejor servicio de mudanzas tampoco es sencillo, por ello es recomendable leer comentarios, ver qué opinan los usuarios, revisar las páginas web de las diferentes empresas e, incluso, contactar directamente con las más interesantes para poder tener información de primera mano.

Del mismo modo, se puede incluso consultar las redes sociales de dichas empresas, como por ejemplo, el Facebook de Valencia de mudanzas. En esta clase de páginas se puede obtener la información que se necesita para tomar una decisión al respecto.

#2. PLANIFICA LA MUDANZA

Una vez has encontrado la empresa de mudanzas perfecta, es el momento de prepararla y planificarla. Aquí, se trata de hacer listas sobre lo que se quiere trasladar, sobre qué es imprescindible y no se puede guardar hasta el último momento, cuándo se puede empezar, qué día se va a hacer la mudanza, etcétera.

Es importante organizar todo lo que conlleva para poder seguir un planning de trabajo.

#3. LIMPIA Y CLASIFICA ANTES DE EMPAQUETAR

Ha llegado el momento de preparar todo lo que esa mudanza va a trasladar. Pero este paso es muy importante: antes de guardar todas las cosas sin ningún criterio, hay que tomarse un tiempo para limpiar y clasificar las cosas.

Así, hay que olvidarse de recopilar todo para hacer la limpieza una vez se llegue al nuevo destino. Hay que hacerlo previamente para evitar el estrés posterior. Por lo tanto, ahora es el momento perfecto para deshacerse de esas cosas que ya no se quieren y estaban ocupando espacio, e incluso de cosas rotas. Algunos de estos objetos podrán incluso donarse si están en buen estado.

#4. HAZ UN PLAN DE EMBALAJE Y EMPIEZA CUANTO ANTES

Cuando ya se han clasificado los objetos debidamente, es también importante el realizar un plan de embalaje que empezar cuanto antes. El plan de embalaje es, ni más ni menos, que seguir un orden para empaquetar los objetos, en función de la estancia. Así, se deben ir guardando por zonas, de modo que todo esté perfectamente ordenador. Siempre es recomendable empezar a embalar por las habitaciones o estancias que menos se utilicen, para que el día a día hasta que llegue la mudanza no presente complicaciones.

Igualmente, se recomienda empezar cuanto antes para que no se acumule el trabajo a pocos días o pocas horas de la llegada del camión de mudanzas.

#5. EMBALA ADECUADAMENTE LOS OBJETOS FRÁGILES

¡Esto es imprescindible! Si no quieres llevarte sorpresas a la hora de ir desembalando artículos en tu nueva casa, entonces deberás proteger cuidadosamente los objetos más frágiles: vajillas, ordenadores, figuras de cristal, cuadros, etcétera. En esto, pueden ayudarte los profesionales de mudanzas que hayas contratados, pues ellos mismos tendrán los materiales adecuados para su protección.

#6. HAZ UN KIT DE SUPERVIVENCIA PARA EL DÍA CLAVE

Puede parecer una tontería, pero seguir este consejo te facilitará mucho las cosas, especialmente el día de la mudanza. Se trata de preparar un llamado “kit de supervivencia”; es decir, dejar apartados algunos objetos básicos que permitirán pasar el día de la mudanza, tanto en la cas antigua como en la nueva, sin imprevistos.

De este modo, no será necesario que el mismo día de llegada se deba desempaquetar todo para poder pasar un día como otro cualquiera. Para ello, se recomienda guardar a parte algunos cubiertos para comer, agua, cargadores de teléfono, objetos de aseo personal y similares.

Es importante, también, que dicho kit de supervivencia se encuentre a mano para poder acceder a él llegado el momento.

#7. Y POR ÚLTIMO… ¡TÓMATELO CON CALMA!

Sí: una cosa es que se planifique y se prepare la mudanza con antelación y otra es que se quiera hacer todo con prisas. En una mudanza es fundamental tomarse las cosas con calma, ir poco a poco y avanzando un poco cada día. Si se quiere terminar las cosas rápido y sin tener paciencia, es cuando nos encontraremos frente a problemas y estrés, ya no que no se podrá abarcar todo con la diligencia deseada

prensalink

error: