fbpx

El comienzo de la aventura

Al fin llegó el día y aterrizamos en Bangkok, los olores, la gente, las calles… volvíamos a recordar viejas experiencias desde nuestra última visita en 2012. Bangkok es una ciudad enorme, pero fácil de recorrer gracias a su skytrain y su transporte público a través del río Chao Phraya, pero lo que hizo más especial esta visita fue el coincidir con el nuevo año chino. El color rojo invadía todas las esquinas, y el barrio chino hervía con la gente visitando los múltiples mercados callejeros que inundaban las calles. Desfiles, dragones y leones chinos, acrobacias… una experiencia única que toda la gente de Bangkok celebraba animada, incluida la hermana del actual rey de Tailandia, que hizo su aparición en la fiesta para sorpresa de todos.

El comienzo de la aventura El Periòdic d'Ontinyent

Tras disfrutar de este espectáculo, decidimos coger un bus y pasar unos días en Kanchanaburi, ciudad mundialmente conocida gracias a su puente y a la película “El puente sobre el río Kwai”. Una ciudad agradable, en la que puedes dar paseos en bici por sus caminos recorriendo campos de arrozales paralelos al río, o montarte en el mítico tren que todos los días cruza el famoso puente, hasta llegar a Saiyok Falls, unas famosas cascadas del parque nacional de Sai Yok, o el “Hellfire Pass”, donde aún acuden multitud de personas para rememorar a sus familiares que fallecieron durante la II Guerra Mundial, en la construcción del ferrocarril.

Era hora de coger un vuelo y cambiar de país, cambiar los “wats” por las iglesias, los tuk-tuks por los jeepney molones… Llegamos a Manila, capital de Filipinas, donde pudimos volver a ver a uno de nuestros amigos de Ontinyent, y visitar un curioso volcán que se encuentra en medio de un lago, con un lago sulfuroso en su interior.

Cogimos un ferry nocturno para ir a Corón, una de las 7.107 islas que conforman filipinas. Lo mejor que puedes hacer en ella es coger una moto y perderse por sus playas paradisíacas, vacías de gente, con paisajes de ensueño, y con poblados de gente local encantadora.

¡Continuamos con la aventura!

Ángela y Quique son los autores del blog This is travel.

Deixa un comentari

error: